Hace un tiempo, cuando empecé a formarme en Educar en calma con la disciplina positiva, me encantó, una manera de educar con firmeza y amor, sin gritar, sin castigos ni amenazas, ni chantajes, este tipo de educación mejora el ambiente en casa, y como bien dicen, no es un camino fácil y necesita de mucha constancia y trabajo detrás. Repito, soy consciente de que no es nada fácil y nos debemos permitir equivocarnos también y hay que decir que no siempre estamos igual de receptivos, somos personas y no somos perfectos y el MÁS IMPORTANTE al final es que lo hagamos como podamos! !!! Pero si tenemos herramientas/recursos siempre es mejor 😉
Por este motivo, hoy, os quiero transmitir una pequeñísima parte de todo esto, los límites respetuosos.
Los niños necesitan límites y deben tenerlos!! Los reclaman!!!
También hemos de educar en la libertad, pero tenemos que entender que la libertad tiene consecuencias; por ejemplo si tratamos mal un juguete se rompe. Si pegamos a otros niños y luego no quieren jugar con nosotros es otra consecuencia de nuestros actos.
Entonces, tal vez haciendo responsables a los niños de sus actos desde pequeños, se darán cuenta.

Próximamente ampliaré esta publicación!! 💕